miércoles, 13 de abril de 2011

La filantropía tampoco es transparente

En alguna entrada ya lo dijimos ... todo cuadra.

La Fundación Bill y Melinda Gates, que el creador de Microsoft estableció en 1994 para promover la innovación en la salud, el desarrollo y el aprendizaje a escala global, maneja un presupuesto mayor que la Organización Mundial de la Salud (OMS). Sin embargo, a diferencia de este organismo público, nadie regula sus actividades, que se rigen, eso sí, por un estricto código establecido por la propia entidad.

(Artículo de Público continúa aquí...)

(Artículo de David Stuckler et al en PLoS Medicine, aquí)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada