jueves, 27 de mayo de 2010

Uni-dosis protoindoeuropea

Disposición 5030 del BOE núm. 75 de 2010

Tras el cabreo infantil de farmaindustria por las medidas de contención del gasto farmacéutico… resuenan los sollozos de las ursulinas por detrás. Toca el turno del lamento agónico de las filantrópicas farmacias (sí, aquellas que hacen del pueblo su pequeño feudo, las 24 horas, las que parecen un supermercado y las que venden la pulsera power balance).


Vamos a desmentir:


Óynos es la madre protoindoeuropea del unus latino, del uno castellano, padre del híbrido unidad. La unidad es el concepto de Ser, el om dhármico, el arjé (ρχή) a través de lógos (λóγος) para el griego primitivo... y si dosis es la acción de dar, del latín dare y del griego δσις, esto no deja de ser más un juego de palabras:

“Uni-dosis: referente generoso de compartir cuanto nos da significado como seres, esto es, la experiencia de la existencia como un todo indivisible”. Bendito giro lingüístico.


La dispensación personalizada de medicamentos estima ahorrar unos 300 millones de euros al SNS, avance significativo en defensa de la sanidad pública. Sin embargo, la definición de las medidas que se adoptarán es aún, hoy por hoy, una incógnita.


Allá por el año 2003, el Ministerio de Sanidad firmó con el Consejo General de Colegios Farmacéuticos un convenio por el cual se ponía en marcha un programa piloto que consistió en la implementación de un sistema de dispensación de antibióticos en dosis unitarias adaptadas a la duración del tratamiento.


En un estudio retrospectivo de 2007*, la Conselleria de Sanidade de la Xunta de Galicia y el Servicio de Farmacia del Hospital Juan Canalejo de A Coruña, analizaron los resultados del programa en Galicia, Comunidad Autónoma donde este programa se llevó a cabo durante 12 meses en 46 unidades de Atención Primaria y 167 oficinas de farmacia, con la colaboración de 292 médicos de familia, la muestra más amplia de cuantas se obtuvieron.

A continuación el resultado de la experiencia:

  • El 60,57% de las prescripciones no se ajustó a las presentaciones convencionales disponibles en mercado. Sin embargo, el ahorro, en número de unidades de la dispensación en dosis unitaria frente a la convencional, fue del 14,32%









  • El ahorro, en términos económicos, fue del 29,94%. El origen de éste derivó en un 46,17% del ajuste de la cantidad dispensada a la necesaria para el tratamiento, y en el 53,82% restante del menor precio medio de las especialidades seleccionadas para el programa. Por tanto el ahorro económico relativo debido a la dispensación personalizada fue del 13.82%











Los resultados parecen concluyentes, aunque merece la pena un par de puntualizaciones importantes:

  • La importancia de los precios de referencia. La entrada en vigor en enero de 2004 de una actualización del sistema de precios de referencia, implicó la inmediata convergencia a la baja de los precios, minimizando el ahorro debido al precio de las especialidades genéricas. Ejemplo del ciprofloxacino: el precio por unidad dispensada en el programa pasó de ser un 54,61% menor que la media del mercado en diciembre de 2003, a sólo un 4,52% en enero de 2004. Por tanto la dispensación unitaria de medicamentos con precio de referencia tiende a aproximarse a la tasa de unidades ahorradas (el 14,49% en el caso analizado), si la diferencia de precio entre especialidades tiende a desaparecer. Se elimina, por tanto, el ahorro por el factor medicamento genérico.
  • Ahorro extrapolable. La factura de los principios activos constituyó un importe total de 12.065.212 euros. Si se aplican los ahorros inferidos del programa al total de la factura farmacéutica suponiendo que todas las dispensaciones en dosis personalizada, el ahorro total esperado ascendería a unos 4.000.000€.

¿Qué supone realmente esta medida?

Teniendo en cuenta el Real Decreto 4/2010, de 26 de marzo, de racionalización del gasto farmacéutico con cargo al Sistema Nacional de Salud, el sistema de precios de referencia se modifica, disminuyendo el precio de los medicamentos genéricos. Esta medida, junto con la reducción de los precios de los medicamentos no sujetos al sistema de precios de referencia, aprobada en el último Consejo de Ministros, supondrá un gran avance en la contención del gasto farmacéutico. Sin embargo, estas medidas reducirán a priori el impacto de la unidosis (véase el caso del ciprofloxacino). Asimismo, la dispensación individualizada exige una inversión por parte de la industria y las oficinas de farmacia que ralentizará el proceso, si bien la disminución del gastó será evidente.

Por otro lado, y en función del estudio comentado, cabe tomar algunas consideraciones finales:
  • El estudio sólo trata el impacto de la unidosis en el tratamiento antibiótico. Se necesitan estudios adicionales que corroboren el coste-beneficio de la unidosis en el tratamiento de la patología aguda y, sobre todo, crónica.
  • La unidosis constituye un elemento de educación con respecto al empleo racional del medicamento, eliminando el almacenamiento doméstico y la automedicación derivada.
  • La dispensación individualizada de tratamiento en pacientes crónicos (especialmente IECAs, tiazidas, antihistamínicos, estatinas, etc.) supondrá un ahorro evidente.
  • El proceso de implementación de la unidosis ha de basarse en consideraciones y estudios previos que determinen su utilidad en qué casos y según qué mecanismos, ya que supondrá una inversión obligada (y necesaria) de la industria farmacéutica y las oficinas de farmacia.
  • La incorporación de herramientas como la receta electrónica , ayudarán en cualquier caso, a la elección de la presentación que mejor se adapte al tratamiento, pues en numerosos casos el facultativo la ignora.

Lo triste es que este tipo de medidas no las suscribe por convicción ideológica un gobierno que defiende la sanidad pública. Hace tiempo que se perdió el norte, o se perdieron los nortes porque sólo queda uno, el del abismo.


Congratulaciones al gobierno neoliberal que, en su plan de recorte, decidió que el 40% lo suponía sólo la inversión pública.

Felicitaciones a los jubilados, a los funcionarios, a los profesores, sanitarios.

Enhorabuena al I+D militar, que no pierde sus 900 millones de euros.

Buen provecho a la empresa privada: en bandeja tiene las necesidades de una población... la necesidad profesional de un colectivo médico, bendita formación continuada. Aunque siempre quedarán irreductibles galos para impedirlo (y en este caso se multiplican con cierta rapidez). Bu.


Es lo que toca, tensen sus maseteros, prepárense para masticar… y traguen realidades como esta.

Uni-dosis protoindoeuropea para todos. Falta hace.

Enrique Molina, Farmacriticxs Albacete.


-----------------------------

*POMBO ROMERO, Julio; PORTELA ROMERO, Manuel; VIZOSO HERMIDA, José Ramón y TASENDE SOUTO, Margarita. Evaluación del Programa Piloto de Dispensación de Medicamentos en Dosis Personalizada en Galicia. Gac Sanit [online]. 2007, vol.21, n.1 [citado 2010-05-27], pp. 18-22 . Disponible en: . ISSN 0213-9111.

2 comentarios: