lunes, 6 de diciembre de 2010

DOCENCIA DE LA DECENCIA


(¡Gracias Roberto por tu testimonio!)


En mi Centro de Salud acudí a una sesión clínica que se había anunciado en el programa de docencia como “El paciente diabético tipo 2 con mal control” o algo así. Según llego, encima de cada silla había un cuaderno con un bolígrafo, de publicidad de un fármaco. Tuve que ocupar un sitio en un extremo de la sala, en el que había una silla libre de material de papelería industrial, porque me he vuelto alérgico a este tipo de publicidad y pienso que si la toco me voy a contagiar de su poder embaucador. No sé por qué, pero algunos empiezan por aceptar una cuchara bien cargadita de ahumados y acaban yéndose a Bali con el dinero de una cuenta que no figura entre las de su patrimonio.

Según me siento, se acerca un hombre en traje y me extiende un papel para firmar.

- Toma, firma, con tu DNI, que es el listado de asistencia.

Consigo leer entre líneas una cláusula que reza que los datos de los firmantes podrán ser incorporados a la base de datos del laboratorio. Por supuesto no lo hago.

Da la charla un internista de mi hospital de referencia, debe tener 35, hoy va en traje.

Veinte minutos para hacer fomento de la terapia con gliptinas y luego cuarenta para hablar de un fármaco nuevo.

Me fui enfadado por asistir en horario de trabajo, en las instalaciones de mi centro, dentro del programa oficial de docencia, convocados los sanitarios, a presentaciones de fármacos bajo la apariencia de sesiones clínicas. La industria que evitaba en la planta de arriba iba también a tener que empezar a evitarla en la de abajo. Qué coñazo.

Al día siguiente, le escribí un correo a la responsable de docencia de mi Centro, en el que le pedía que por favor, detallara en las convocatorias de las sesiones, las que iban a estar manipuladas por la industria farmacéutica. Me comunicó que todas las que iban a dar médicos adjuntos de mi hospital de referencia venían con la firma de la industria.

Dos días después, había otra sesión de este estilo, se llamaba “Taller sobre osteoporosis”. Aunque me había dicho a mí mismo que no iba a ir a ninguna sesión de este pelaje, hice de tripas corazón y fui, porque este es uno de los temas que me preparé a conciencia para exponerlo a mis compañeros del Centro, dentro de las actividades formativas del último año de residencia.

Como me temía, la ponente, reumatóloga de mi hospital de referencia, ofreció una visión que nada tenía que ver con lo que yo había repasado que era la evidencia de hoy día, y mucho menos con las pautas de comportamiento en Atención Primaria. Mucho menos, con las pautas de comportamiento según el protocolo de nuestro programa informático OMI, vigente para todos los médicos de la Comunidad de Madrid.

La tuvimos, claro. Sin perder las formas de una discusión científica, pero la tuvimos:

1. Decía que a todas las mujeres que habían tenido una fractura hay que despistarle fracturas vertebrales con una serie ósea completa de columna vertebral, aun asintomáticas.

2. Consideraba factores de riesgo de fractura una densitometría patológica, tabaco, alcohol, menopausia precoz, vida sedentaria. Es más, llegó a decir que una densitometría patológica es un factor independiente para tener fracturas.

3. Consideraba que a una mujer de 46 años con la menopausia a los 42, fumadora, sedentaria, bebedora ocasional, sin antecedentes de fractura personal ni familiar, con IMC > 19, sin que tomara ningún fármaco, había que pedirle una densitometría.

4. Proponía estratificar con el FRAX. El FRAX no está validado en España, y además en nuestro país no existen umbrales de intervención.

5. Ni una palabra de prevención de caídas.

6. Ni una palabra de la edad como factor de riesgo independiente.

7. Otorga a la densitometría un valor que no tiene.

8. Clasifica a la osteoporosis en leve, moderada o grave.

9. Dice que una mujer independientemente de la edad que tenga por tener una fractura ya tiene una osteoporosis grave y ya debe ser tratada.

10. Ni una palabra del nuevo paradigma. Sigue considerando la osteoporosis como una enfermedad.

11. Yo le reprochaba casi de continuo que estaba haciendo recomendaciones contrarias a los protocolos de Atención Primaria de la Comunidad de Madrid. Y ella me decía que conocía a una persona que se había levantado de la mesa de consenso. Yo le comenté que si le decía yo cuántas sabía que se habían levantado de la mesa de consenso en la elaboración de la guía del Ministerio.

12. Me decía que esos consensos se hacían porque era lo que le interesaba a la Gerencia, porque era lo más coste-efectivo. Le repliqué que si me estaba diciendo que yo dejaba de tratar a uno de sólo de mis pacientes que lo necesitaba por una razón monetaria.

No puedo dejar de pensar, y con esto no digo que tenga la razón, que si yo no hubiera asistido, la reumatóloga hubiera acabado imponiendo sobre los asistentes su falsa verdad. ¿Sobre cuántos en cuántos Centros de Salud lo habrá hecho ya? ¿Cuántas falsas verdades me habrán impuesto a mí en temas en los que no tenía un conocimiento algo más extenso como en osteoporosis? ¿Cuánto le pagará el laboratorio por cada charla? (Se suele pagar 400 euros por una charla de cuarenta minutos). ¿Por qué tendrá interés un laboratorio en formar a unos médicos?

Me decía la doctora: Perdona, pero yo soy una profesional independiente. Yo le decía: Bueno, creo que un poco más independiente soy ahora mismo yo que usted.

En esta modalidad de engaño, estas sesiones preparatorias sirven para ir tomando el pulso al personal y al tema. Cuando ya está el terreno abonado, te meten el medicamento. En este caso sospecho que es Conbriza, Bazedoxifeno, último SERM (cuando nombraba un grupo para tratar lo hacía con éste y se negaron a contestarme a qué laboratorio pertenecían).

Conbriza tiene la mismas limitaciones metodológicas en los ensayos que todos los bifosfonatos. Demuestra en un primer ensayo que aumenta la densidad mineral ósea pero no que reduce fracturas. Así pues, fuerzan un segundo ensayo a tres años con pacientes de alto riesgo, un análisis post hoc.

Recordad que Ranelato de Estroncio, por ejemplo, acaba obteniendo su indicación de fármaco para prevenir fractura de cadera de un post hoc con pacientes mayores de 80 años, con una T en fémur entre – 3 y – 4 y con una prevalencia de fracturas del 60%. Y luego vamos y se lo ponemos a la mujer de 50 años que no tiene nada de nada.

Como la Agencia Española del Medicamento le da el visto bueno, ya se puede llevar a 160 eminentes ginecólogos a cenar al restaurante Loft 39, un lugar bien lujoso de Madrid.

Llevamos a una doctora de no se qué sociedad científica y al también eminente ginecólogo, Santiago Palacios, director de la Fundación Palacios, que tiene unos conflictos de interés que no entran en un folio por las dos caras. En su Fundación, hace densitometrías gratis a mujeres mayores de 55 años. Anuncia con desfachatez que la primera opción de tratamiento en mujeres menores de 70 años son los SERM. Y los medios se encargan de difundir a diestro y a siniestro esta información.

¿Sabéis lo que me ha costado a mí conseguir información en contra de los bifosfonatos? Casi he tenido que pagar a confidentes, como la policía. Tengo una parte de mi sueldo de fondos reservados, como el GAL, no me jodas.

De los efectos secundarios en general de los bifosfonatos y característicos del grupo, de aumentar riesgo tromboembólico, como Raloxifeno, ni una palabra.

Recordad, por ejemplo, que con Ranelato de Estroncio hay que tratar a 300 mujeres para prevenir tres fracturas y provocar dos eventos tromboembólicos.

La osteoporosis es un buenísimo ejemplo de lo que ha conseguido la industria con su manipulación y su mentira. Un steak tartar por aquí, un congresito por allá y cuando te quieres dar cuenta estás poniendo un bifosfonato. Si partes de la base que está bien indicado, lo cual es mucho pedir (nunca en pacientes sin fractura previa, nunca en pacientes sólo por tener una densitometría patológica, además de otras muchas), hay que explicarle a la paciente que lo va a tener que tomar todos los días o las semanas durante 5 años, en ayunas, sin poder tomar nada en la próxima media hora ni poder tumbarse en la próxima hora, para reducirle el riesgo de tener una fractura como máximo el 2,8% (disminución absoluta del riesgo máxima, demostrada por Alendronato), suponiendo que pongas Alendronato que es el que está indicado de primeras para prevenir fractura vertebral o Risendronato, para prevenir fractura de cadera. Y que vaya rezando la paciente para no tener alguno de sus efectos secundarios frecuentes pero leves (disconfort abdominal, reflujo) o raros pero graves (cáncer de esófago, fracturas atípicas – parece ciencia ficción, pero la FDA y la EMEA ya han sacado sus respectivas notas de alerta – y osteonecrosis del maxilar – hubo demanda contra Merck por este tema en EEUU -.

Sólo con la compra a los médicos por parte de la industria, se pueden explicar ciertas cosas. No digo yo que hagan mala praxis mis compañeros, ojo, todos los médicos somos personas rectas, ecuánimes. Pero algunas son fácilmente manipulables, no contrastan y unos ensayos que aumentan densidad mineral, que no vale para nada, porque no te disminuyen riesgo de fractura, con el buche repleto de delicatessen se ven de otra manera.

Sólo así se explica que algunos traumatólogos pongan Teriparatida de primeras (osteosarcomas en ratas a los 18 meses de tratamiento), que una paciente lleve tomando diez años Risendronato sin saber que debe estar de pie los 30 minutos siguientes, que mande a una paciente a valorar indicación quirúrgica por gonartrosis y se le diga en tres minutos de consulta: esto es de los huesos señora, y se ponga a la brava Risendronato. Que se ponga un bifofosfonato sin estratificar riesgo, sólo con densitometría patológica (mal endémico).

Es que no hay una paciente que venga de la privada que tenga puesto un bifosfonato con indicación. Ni una, chacho.

Y así.

En los Centros de Salud se permiten sesiones clínicas que vienen de mano de la industria para darnos directrices contrarias a las que proponen los de Atención Primaria y los de Farmacia.

A los de Farmacia de mi Área, gente que se deja la piel por hacer unos boletines de magnífica calidad, no les hace caso ni cristo.

Yo sabía que la corrupción entre la industria y el sistema estaba arriba, en el Ministerio, que actúa con mísera connivencia.

Lo que no sabía es que las Gerencias se encuentran también infectadas, ya que la manipulación ideológica de los sanitarios en los Centros de Salud se encuentra regulada en base a unos formularios de solicitud de este tipo de actividades desde arriba. Los de arriba no sólo tienen conocimiento del tema, si no que preveen este tipo de desviación.

No quiero pensar a cambio de qué.

Después de algunas de estas sesiones, los laboratorios llevan un catering de la tienda de abastos más cara del barrio y todos a mover el bigote alegremente pensando que se hace gratis y que se está aprovechando uno del laboratorio, cuando los profesionales no se hacen a la idea de cómo ni cuánto lo es al revés.

Al final de todo, los pacientes.

Por un lado víctimas también de la intoxicación de la industria, que sabe que hay que prolongar los pseudópodos hacia sus ámbitos de acción, como las asociaciones de pacientes, como las campañas (ahora toca EPOC, o cribado poblacional de diabetes, ningún fundamento científico y connivencia del Ministerio). Al final los acaban convirtiendo también a ellos en adalides de las prácticas proindustriales, tras beneficios directos o esperanzas de indirectos.

A veces, delante de la cartillera (dícese de la usuaria que cree que por cotizar tiene derecho a todo en la Seguridad Social), cuando me come la oreja con lo de los genéricos o con los bifosfonatos, me dan ganas de decirle: ¿Sabe lo que significa que el médico que tiene usted delante esté firmando la receta con un boli bic y no con uno de publicidad de un fármaco? Muchos disgustos me cuesta, mucho esfuerzo, mucha prolongación de jornada, mucha atención continuada.

¿Sabe usted el dinero que dilapida el Estado aprobando los fármacos que aprueba (23% de novedades anuales contra 6,2% del Reino Unido)? ¿Sabe lo que cuesta que los médicos podamos prescribir no sé cuántos IBP sin que ninguno haya demostrado superioridad frente a Omeprazol? ¿Sabe usted lo que cuesta tener a 5 personas en una Gerencia haciendo boletines farmacoterapéuticos que dicen que no hay que prescribir más IBP que Omeprazol para que los médicos, tras aceptar los regalitos de la industria prescriban Lansoprazol, que cuesta cinco veces más? ¿Sabe que los sueldos de los de las Gerencias y el dinero con el que se financia un fármaco que no vale para nada más que otro y que cuesta cinco veces más, sale del dinero del contribuyente? ¿Qué actitud tomaría la cartillera ante tal desfalco al ciudadano?

Por otro lado, parte sensible.

El paciente, ese ser que todo el mundo implora y secuestra para hacer lo que quiere, bien sea en beneficio ajeno o propio, se ha convertido en lo mismo que el ciudadano para los políticos. Una excusa para dar satisfacción a sus propias ansias.

Compartiendo asiento a la puerta del Centro de Salud, con esos hombres en traje y esas mujeres con vestidos de noche. Teniendo que soportar el soborno al que se somete a su médico con múltiples regalos, delante de sus narices. (Eso porque el médico se deja, claro).

Siento, tengo que decirlo, profunda tristeza y compasión (hasta me inspiran algo de respeto) por aquellos profesionales íntegros, que no comulgaban con la industria y que acabaron encontrándose debajo de su área de influencia debido al maltrato recibido por la Administración.

Estamos permitiendo que los que tienen unos planteamientos de la práctica médica que pudieran parecer próximos al paciente pero que pueden volverse en su contra (el caso de los bifosfonatos es flagrante) y a los que le importa un cojón las consecuencias del tratamiento con bifosfonatos, de la terapia hormonal sustitutiva, del sobrediagnóstico y del sobretratamiento y sólo buscan su propio beneficio, campen a sus anchas por los centros de salud, digan lo que les da la gana sin que nadie les ponga freno, promuevan prácticas en contra de toda evidencia en nuestras instalaciones, con nuestro tiempo, con nuestro sueldo, que nos ganamos nosotros pero que paga el contribuyente.

La influencia de la industria debe existir para el que la quiera recibir, está en su derecho (por cierto, no conozco a nadie que quiera hacerlo que no obtenga algún tipo de beneficio a cambio), pero fuera de los Centros de Salud.

Este fenómeno que describo, lo describo en mi Centro y en mi Gerencia porque son los que conozco pero pasa en todos los Centros, en todas la Gerencias, a escala nacional y planetaria.

Hay que sacar a los representantes farmacéuticos de los vestíbulos de los Centros de Salud y a sus sesiones (promociones encubiertas) de los programas de docencia de los mismos.

Seguimos en pie (es un lema que compartimos con las mujeres que toman bifosfonatos la media hora después de la toma).

Un abrazo.

Roberto Sánchez

Médico residente de cuarto año, Medicina Familiar y Comunitaria

Centro de salud Prosperidad

Madrid

Antonio, te la dedico, que durante la enfermedad y el ingreso de tu padre en el hospital, tuviste que compartir aborchornado pasillo con los hombres de los trajes.

http://www.1palabratuyabastaraparasanarme.blogspot.com/

36 comentarios:

  1. Mi admiración por tu actitud, que sin duda no es fácil de mantener.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Es esperanzador ver que las nuevas generaciones actuan o intentan actuar de forma honesta. Los intereses y las maniobras de la industria son o tendrian que ser totalmente distintos a los de los medicos, cuyo unico fin debe de ser atender a los pacientes de la mejor forma posible, al menor coste. Todo lo demas sobra. Animo y ha no cansarse
    Mª José Lahoz

    ResponderEliminar
  3. Sinceramente, lo leo y no me lo creo. Es una lastima que no existan mas sanitarios como tu, tan criticos e integros. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  4. Rober tu honestidad y sentido crítico no caerán en saco roto. Tu palabra (¡qué bien te expresas!)y tu compromiso son el mejor abono para que gente como tú ( aunque pocos), intentéis cambiar la sanidad.Ánimos y un fuerte abrazo. Antonio

    ResponderEliminar
  5. Soy residente y opino igual. Ni son nuestros colegas ni forman parte del personal sanitario para entrometerse de esa manera.Entiendo que es su trabajo pero con la salud no se puede negociar. Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Impresionante relato, los farmacéuticos del hospital, y los de atención primaria, trabajamos duramente para introducir un poco de racionalidad, y permanentemente vemos como el resultado de nuestro esfuerzo es despreciado y desperdiciado. ¡Cuantas veces vemos prevalecer en el criterio del médico el consejo del representante o del "experto de turno" frente a criterios solidamente fundamentados en datos!.

    ResponderEliminar
  7. Tu eres el menos integro, ya que dudas de todos, incluso de tus compañeros, no propones prevencion y das por hecho con 4 años de formacion que te lo sabes todo y estas asqueado de los de los trajes, que a ti no te deben de influir nada, como al resto de tus compañeros, eso si es ser integro. "Dime lo que tu quieras, que yo hare lo que me de la gana". No estas obligado a asistir as ninguna sesion que no sea forzada por la direccion de formacion de residentes o de la direccion de tu centro formador, asi como no estas obligado a obedecer las directrices de otros medicos que consideres manipulados. Tienes protocolos nacionales, internacionales, de sociedades etc, que puedes seguir, asi como tu propiua evidencia, aunque creo que sera bien poca. Los de los trajes tienen nombre y solo desempeñan un trabajo, que no tienes porque escuchar o aceptar, te das media vuelta, y te vas. Te lo agradeceran.
    UN SALUDO.

    ME ENCANTA TU INDEPENDENCIA, PERO TE QUEDA UN MONTON QUE APRENDER EN LA VIDA ROBERTO.

    ResponderEliminar
  8. Real como la vidad misma en toooooooooodo el territorio español. Este tipo de cosas, entre otras muchas, hacen que los pacientes, que cada vez están más informados, nos tomen por el pito del sereno.

    ResponderEliminar
  9. Yo soy un hombre del traje, no llevo traje, pero soy de ellos. Me asquea la gente prepotente que no tiene criterio y cree que se puede "contagiar" tocando una libreta con un logotipo. Tengo compañeros que tienen la carrera de medicina, saben de que hablan, son coherentes y educados y la gente como tu ni siquiera suele ser capaz de dar una oportunidad par apartar el grano de la paja. Yo también estudié una carrera, y aunque no fuera así no mes siento solo "el hombre del traje" que "ensucia" los pasillos. Eres un pedazo de Talibán.

    ResponderEliminar
  10. Estimado "Anónimo" del 15 Dic a las 19:46:
    Claro que me queda muchísimo por aprender y espero que no me lo enseñen los laboratorios, que no buscan el interés del paciente ni el mío, sino el suyo propio.
    Yo no dudo de todos mis compañeros, pero sí desde luego de un médico que se ha recorrido todos los mejores restaurantes de Madrid de gorra, que se ha ido de fin de semana gastronómico, que ha viajado por medio mundo por la cara, al que un laboratorio le paga libros, copas, paintballs, cars y hasta (no es demagogia, te aseguro que es verdad) putas. A mí no me gustaría que ese profesional fuera mi médico, ni el médico de mi padre.
    Todos sabemos que la mayor parte de los médicos, por circunstancias que no vienen al caso, reciben la mayor parte de su formación por parte de la industria farmacéutica. Las industrias ejercen influencia y dan regalos porque saben que es rentable. Luego, parecen inexplicables tantos fármacos de marca, IBPs que no son Omeprazol, ARA II en vez de IECAs sin contraindicación, bifosfonatos como churros, gliptinas a mansalva, agomelatoninas para la depresión... Se está estafando al contribuyente. Con el beneplácito de todos los gerifaltes intermedios, desde el Ministerio a las Consejerías, a las Gerencias y a los Coordinadores de los Centros.
    Ni el ciudadano ni el paciente se merecen estos comportamientos. Al lado de un paciente, nunca debiera estar un representante comprando médicos, es una vergüenza. Eso es burlarse de la dignidad de la gente. Yo he estudiado once años y he ganado una plaza por examen. No tengo que esquivar a nadie ni irme a ningún sitio en mi puesto ni en mi lugar de trabajo. Los que se tienen que dar media vuelta y marcharse del vestíbulo y de las aulas de los Centros son los hombres de los trajes con sus nombres y apellidos, con sus respetables y dignos puestos de trabajo, que no consisten en formar sino en deformar para aumentar la venta a toda costa, por ejemplo intentado darnos por ciertos unos criterios contrarios a la evidencia y a los protocolos de Atención Primaria en nuestra cara (no me lo sé todo, pero sí casi todo de osteoporosis, que es de lo que hablo). No se puede hacer eso en unas instalaciones públicas, con el tiempo de un médico público al que retribuyen con un dinero que sale del bolsillo de los pacientes.
    No se puede ser la puta y poner la cama.
    Te juro que para ser el menos íntegro, me sale cara, muy cara, mi postura. Dar la cara con un par de huevos sale por un ojo. Te lo aseguro. Hacer comentarios anónimos en los blogs, gratuito.

    ResponderEliminar
  11. Probablemente no seas un tio muy normal, ni muy feliz querido Roberto, "rara avis" diría yo, y carne de diván.

    ResponderEliminar
  12. Pepe Vega. Cantabria17 de diciembre de 2010, 9:53

    Dco SEMERGEN: Relaciones entre la industria farmacéutica y los médicos de Atención Primaria. Julián Velasco Gutiérrez. Médico de A.P. Centro de Salud de Béjar, Salamanca. En: http://www.semergen.es/semergen/microsites/opinion/opinion9/industria.pdf

    ResponderEliminar
  13. Interesante enlace para lo más concienciados: http://www.nogracias.eu/v_portal/apartados/pl_basica.asp?te=2309

    ResponderEliminar
  14. Hola Dr, Roberto soy el anonimo del 15/12 al que contestaste.
    Tu te has contestado mejor que yo.
    Los laboratorios no aprueban nada, los delegados no enseñan nada, ese no es su trabajo. Penoso sería que un visitador medico pretendiera enseñar a un medico.Tu lo has dicho todo:"Con el beneplácito de todos los gerifaltes intermedios, desde el Ministerio a las Consejerías, a las Gerencias y a los Coordinadores de los Centros.". Ellos lo aprueban. E insisto, tus 11 años de estudios deberian de servirte para algo mas que estar posteando en este blog. Cuando la sociedad "cientifica" a la que seguro que perteneces monte un curso, preguntale a al director cuanto dinero pone la administracion.
    Y cuando descubran un medicamento que tenga valor real, no un ibp, preguntale al ministerio de sanidad, cuanto dinero a invertido en su investigacion.
    Todo esto es mentira, y no merece la pena siquiera, perder el tiempo en contestarte. Ya te contetaste, tu mismo.

    Un saludo, e insisto,
    Me encanta tu independencia. Aprovechala.

    ResponderEliminar
  15. Rober no te desanimes,esto te servira para tener más moral,pues esto que te dicen en tu contra te curtira más.
    He leido toda la exposición es la pura realidad en este Pais que es el que conozco.

    Un abrazo fuerte,
    Ciria desde Cantabria.

    ResponderEliminar
  16. Sr. Roberto Sánchez, he leído con atención su exposición y en verdad lo que percibo es odio y rencor hacia la industria farmacéutica en general y en particular contra los visitadores médicos.
    Esas personas a las que se refiere son Visitadores Médicos, profesión tan digna como cualquier otra y no "los de los trajes".
    De todos actuar igual que ud., propongo que al referirnos a ud. no lo hagamos como Doctor (¿tiene el doctorado?) ó médico, sino mejor como "matasanos, brujo, chamán, el de la bata blanca, etc...."
    Al menos respete cuando argumente.
    Un saludo a todos los que apuestan por la investigación y el avance científico.

    ResponderEliminar
  17. Hola a todos, en contra de la tendencia de casi todos los que intervienen en este blog, les pregunto a todos aquellos que estan en contra de la industria farmacéutica:
    ¿Qué prescribirían de no estar la industria haciendo el trabajo que hace?
    Quizas, brevajes "májicos", hiervas, cataplasmas, algún conjuro,etc.....
    Les recuerdo a todos, que tenemos una larga esperanza de vida, en gran parte gracias al trabajo de investigación de la Industria Farmacéutica y eso es irrebatible en mi opinión.
    Y como toda insdustria privada busca beneficios, claro está, pero además de hacer eso crea un bien social "salud".

    ResponderEliminar
  18. Dr. Roberto soy farmaceútico y trabajo para uno de esos "malvados" (invierte más de 500 millones de euros al año en investigación)laboratorios.Antes de nada debería usted de respetar a TODOS los trabajadores (los del "traje")independientemente de la labor que realicen.Usted debe,por el respeto que se ve en su blog, de ser uno de esos "médicos" cuyos pacientes son enemigos ,los enfermer@s gente a su servicio y los celadores y administrativos meras herramientas para su labor.Es capaz de poner ,con 0 años de experiencia en solitario en una consulta ,en entredicho TODO lo que personas con alguna experiencia más que usted han evidenciado , personas que cuando usted no había acabado la primaria ya ejercían de médicos ... lo que es tener en los genes la sabiduría . Usted , por supuesto , con su experiencia y sabiduría,pone en solfa todos los protocolos y formas de actuación de especialistas que,según usted, como lo hacen tan mal(en el tema de osteoporosis,por ejemplo)no deben de haber curado a nadie y este prestigio le vendrá caido del cielo.Como farmacólogo espero no caer en sus manos porque si me atengo a lo que usted dice estará utilizando productos de los años 60 (cuando su "experiencia" clínica lo dictamine) o nada.Seguramente cuando un familiar suyo esté enfermo querrá que utilicen con él lo mejor ... haga usted lo mismo con sus pacientes y recuerde que todo el arsenal terapeútico que usted tiene (lo "malo" y lo bueno)se lo debe a los malvados laboratorios. Ah¡por cierto, para cualquier científico la modestia es muy importante y decir usted que sabe casi todo de osteoporosis me parece una afirmación algo arriesgada,eso no se lo he oído decir sobre cualquier patología ni a los mayores investigadores de un campo.Leyendo su carta me doy cuenta que es imjusto que con su experiencia ,formación y odio es injusto su no inclusión en el Nobel de este año.

    ResponderEliminar
  19. HOLA!

    Soy Laura, de Argentina
    encontre tu web a traves de google
    y me encanto

    te gustaria intercambiar enlances con mi pagina???
    yo te pongo en mis sitios de interes
    y tu en la tuya

    www.saludypsicologia.com.ar

    espero respuesta!

    MUCHAS GRACIAS!!

    laurawepfer@gmail.com

    ResponderEliminar
  20. Estimados ANÓNIMOS:
    El cuento de la industria farmacéutica como benefactora social ya no se lo cree ni la carracuca. Yo no he hablado del papel de la industria en la investigación, que no es el tema de hoy (Pfizer en Nigeria, Avandia, GSK pagando a ecografistas lo indecible para deformar sobre HBP a médicos bienintencionados de buen paladar y lanzar Duodart, para otro día). Recuerda, amigo, que la industria ha ayudado en algunos aspectos, pero que los fármacos y su uso indiscriminado por los médicos angelicales pero sobornados, también han contribuido a eso que llaman yatrogenia. Los médicos son la tercera causa de muerte en EEUU (JAMA. 2000 Jul 26;284(4):483-5. Is US health really the best in the world? Barbara Starfield). ¿Has oído hablar de la prevención cuaternaria? El tema no es la legitimidad de la industria, ni la de los visitadores e invitadores médicos. El asunto es que tienen que hacer su respetable trabajo en sus delegaciones sin tener que seducir a los médicos en los restaurantes, salones de bodas y puticlubs y sin tener que deformar con sus sesiones de a 400 euros los 40 minutos en los Centros de Salud.
    Estimado, la evidencia no emerge de la experiencia, si no de los ensayos clínicos. Yo siempre procuro utilizar lo mejor, lo que la evidencia científica dice que es lo mejor, hasta donde mi ignorancia de médico no instruido por vosotros me permite. La diferencia es que para vosotros lo más novedoso y lo más caro es casi siempre lo mejor. De vez en cuando recibís una buena cura de humildad, como en ONTARGET, pero sabéis que con un buen par de cenorrios los ARA II recuperan su sitio en el mercado. Cuando digo que sé casi todo de osteoporosis, me refiero a conocer todo lo que un médico de familia necesita para tratar a sus pacientes con las mejores recomendaciones, con el NICE, con los protocolos de la Comunidad de Madrid para los médicos de Atención Primaria, con el protocolo del OMI en la mano. No con la guía canadiense que tiene unos conflictos de interés que no te los lees en una mañana, no con la última del Ministerio que da vergüenza que utilicen el dinero público para hacer eso, no con la información sesgada que publican las páginas divulgativas que fabricáis para asustar a las amas de casa ni las que salen en el Vademecum (las Páginas Amarillas de la Medicina, sólo sale el que paga). Amigo, que me digas "Usted debe, por el respeto que se ve en su blog, de ser uno de esos "médicos" cuyos pacientes son enemigos, los enfermer@s gente a su servicio y los celadores y administrativos meras herramientas para su labor." es penoso, no sabes lo que estás diciendo. Los médicos que son los enemigos del paciente o a los que el paciente les da igual no se forman su propio criterio libre de humos industriales.

    ResponderEliminar
  21. Estimado soy el del 10 de enero:
    Vuelvo y te repito ... la evidencia la marca muchas veces la experiencia y no creo que ningún compañero tuyo, de los miles que recetan ARA II,los que recetan miles de bifosfonatos,los miles que recetan,... se vendan por una cena o 400 euros.En que baja estima tienes a tus compañeros y a tu profesión . Por cierto estimado hay otros que compran y otros que se venden como puede ser por un pequeño cargo político,ser coordinador de centro,una plaza más cercana para formar a nuevos médicos, y también hacen unos protocolos con unos estudios "increibles" realizados en un despacho de un economista de la administración pertinente.No sólo los protocolos que dicen lo que tú piensas son los bien hecho,no los que hacen los "malos" médicos "vendidos" son siempre los malos . No pongas en cuarentena toda la labor que hacen miles de médicos en España, y como podrás comprobar ,en el mundo global hay gente que piensa de diferente forma que tú en todos los sentidos (y no por ello deben de ir al paredón como los del "traje"),y por ello no son ladrones ,ni se han vendido ni van a puticlubs como tu piensas . No pienses cuando tu tutor u otro compañero recete uno de los miles de ARA II o un bifosfonato o un IBP , que la noche pasada dio un charla ,antes de un cenorrio para después irse de putas... quizás tenga una forma de pensar diferente a la tuya ,y anoche no salió de casa, cenó con sus hijos y se acostó con su señora... quizás no pecó. Te darás cuenta que la experiencia tuya es más importante que los ensayos clínicos.Ten en cuenta que muchos fármacos sin estudios clínicos se utilizaban en patologías y salvaban vidas sólo con la experiencia y no con los ensayos clínicos ,que en ese momento no existían.
    Tu desprecio a la experiencia me llama la atención porque por lo que veo eso de los especialistas de prestigio(incluso han sanado a gente) te da igual ,lo pasas por alto ,no será que piensas como te puse en la carta anterior, que su prestigio es llovido del cielo y que realmente no tienen ni idea y son unos vendidos ... recetan IBPs,ARA II,bifosfonatso,etc.DIOS MÍO QUE IGNORANCIA¡¡¡¡¡¡ Como no se han leído todos los protocolos y consensos que tú te has leído¡¡¡¡¡¡¡¡Como pueden estas personas tener el prestigio que tienen y hacer esas burradas después quizás de 30 años ejerciendo?(tienes tú 30 años)¡¡¡.Esta gente que tú tanto desprecias como vendidos y puteros se han dejado la piel cuando la sanidad en España no era ni remotamente lo que es ahora,han sufrido veinte mil historias para que tú tengas los conocimientos actuales en las distintas patologías y han ejercido la medicina en las peores condiciones que te puedas imaginar ,para que tú ahora sin haber acabado la residencia y sin conocerles los insultes porque recetan o en una charla defienden algo que tú crees que no se debe de recetar o se debe de hacer.
    Y sigo pensando que el desprecio con el que tratas a la gente deberías de mirártelo ,pues nadie te persigue,nadie va destrás tuya para instruirte y con no tener ninguna relación con "los visitadores e invitadores médicos" (respeta ,porque faltar sabemos todos y s fácil) tienes... eso sí después no pierdas el culo para pedirle el manual del Doce de octubre al del "traje"... o también está "manchado"?.
    La vida es larga ,aprenderás que respetar siempre es bueno y que te falta en medicina muchísimo que aprender (por supuesto de los laboratorios nada... faltaría¡)y sobre todo respetate ya que tu profesión cuando la haces con respeto a tus compañeros,al paciente y no ves fantasma donde no hay ... es muy bonita. Por cierto espero que no vayas a ningún congreso, curso o jornadas ... se de buena tinta que los pagan los "malos".
    Y como tu titulas la docencia es tan decente si te la da un especialista de prestigio (aunque no diga lo que a tí te gusta) que un coordinador de centro elegido por cuestiones políticas (aunque no lo creas también tienen sus "intereses")

    ResponderEliminar
  22. Roberto, como dije en el primer comentario, estoy totalmente de acuerdo con tus opiniones y admiro el valor que tienes al exponerlas públicamente con tu nombre y apellidos. Qué fácil para otros es criticar refugiándose en el anonimato.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  23. Felicidades Roberto! Por dar la cara, por ir contra corriente. Es más sencillo ir a cenar, de congreso y no cuestionarse nada.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  24. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  25. Estimado hombre anónimo:
    A la Medicina, desde incluso antes de que yo naciera, se le aplica el método científico. Es el inconveniente que tienen las ciencias. Que las cosas para hacerlas, tienen que tener algún tipo de fundamento. Desde los trabajos de Cochrane e Illich en el 72 todo es diferente. Iván Illich parió entre otras cosas “Némesis Médica”, que vino a anticiparse en 40 años al concepto de Disease Mongering, que es la prueba palpable de que los sanitarios no aguantamos ni una más de las trolas (vestidas de medias verdades) que se intentan colar desde la industria farmacéutica. Esto, a riesgo de amenazar la sostenibilidad de los sistemas sanitarios públicos, no tendría más importancia salvo porque puedes aumentar el riesgo de tener un cáncer a una mujer con la terapia hormonal sustitutiva, puedes poner a los niños hasta las cejas de anfetas o puedes hacer que una mujer que tiene un riesgo de tener una fractura de cadera a los 10 años del 1,35 % pase a tener un 1% a costa de un tratamiento con importantes efectos secundarios, raros pero muy graves.
    Esta manera de ver la Medicina, que llaman Medicina Basada en la Evidencia defiende que hay que probar los modos de actuar. Que no se puede actuar sin fundamento científico. Ya sabes (http://www.fisterra.com/guias2/fmc/sintesis.asp) que la experiencia se sitúa como la menos válida de las herramientas para generar evidencia, al lado de las opiniones de expertos individuales, de informes de comités de expertos y de estudios descriptivos. Sabes que el mejor elemento con el que contamos son los ensayos clínicos controlados y aleatorizados.
    Puedes tener 30 años o 60, puedes haberte pasado toda la vida viendo pacientes, pero esto es así.
    Mira, justamente te pongo el caso de los IBPs, de los ARA II y de los bifosfonatos porque son los más flagrantes.
    En el caso de los IBPs, ninguno de ellos ha demostrado ninguna superioridad a Omeprazol (http://www.infodoctor.org/notas/NF-2007-7%20Inhibidores%20Bomba%20Protones.pdf) en las indicaciones aprobadas en la ficha técnica de los fármacos. Para los profanos: no hay ninguno de esta familia de fármacos que haya demostrado ser superior a uno que se llama Omeprazol que cuesta 5 euros. Si tienes a bien mirar la tablita de la página 27, 5 del documento, podrás ver que el siguiente en la lista de precios es Lansoprazol, que cuesta algo más de 5 veces más. Hasta Rabeprazol, que cuesta 8 veces más. Cada IBP que se pone en el sistema público o que se pone inducido por el sistema privado (a pesar de que un Real Decreto lo prohíbe) es un fallo del sistema. Si yo soy un ignorante en la materia, y me dicen que no hay pruebas (ninguna) de que un fármaco es superior a otro en términos globales y que vale 8 veces más, que un médico lo pone y que lo tengo que pagar yo con mis impuestos sentiría que se están riendo en mi cara. Si además de eso, me entero de que el laboratorio que financia esos fármacos caros e igualmente eficaces que los baratos está haciendo regalos a ese médico, más todavía.
    Sí, ya ves, tengo mis defectos, leo el Boletín Farmacoterapéutico Vasco y Navarro, Hemos Leído, Mateu Seguí, Ernesto Barrera, El Comprimido y las notas de las agencias americanas (FDA), europea (EMEA) y española (AEMPS), leo a Rafa Bravo, a Félix Miguel, a Vicente Baos y a San Juan Gérvas y los Boletines de la Comunidad de Madrid y los del mi Área, que es la 2, porque se dejan la piel en hacer su trabajo de manera independiente y lo que no leo son esos ensayos panfletarios que se han distribuido por activa y por pasiva a lo largo de los años, ni esas presentaciones de Power Point para demostrar las bondades de Esomeprazol frente a Omeprazol. Estaría bien que algún día se tirara de hemeroteca. La industria, en general, no deja de crear falsas creencias entre los profesionales que a la hora de la verdad no tienen ninguna trascendencia estadística, ni clínica ni nada de nada. Continua en siguiente...

    ResponderEliminar
  26. ...viene de anterior. El Ministerio y las Comunidades Autónomas, mientras tanto, callando y otorgando. Si hubiera alguien con valor, como en la Xunta, ya verías como se acababa tanta malversación.
    Pasa lo mismo con los IECAS y los ARA II. La industria lleva años y años proponiendo miles de falsas certidumbres de los ARA II, que si reducen más la proteinuria, que si son más eficaces…(http://elrincondesisifo.wordpress.com/2010/03/20/merec-bulletin-la-evidencia-es-clara-los-ieca-son-de-eleccion-y-los-ara-ii-la-alternativa/)
    Cuando yo era de verdad un iniciado, más aún que ahora, me enseñaron que el ARA II era lo mejor, el gran antihipertensivo, aquel que había que usar de entrada en especializada, donde se usaba lo más potente y lo más eficaz. Los IECAS eran una cosa de “médicos de cabecera”, de andar por casa, para andar entreteniendo el rato, como poner una tiazida. Años después he visto hasta dónde podían llegar las influencias turbias y los métodos. Que una parte de la culpa la tienen los profesionales, por supuesto. Que muchos profesionales se creen lo que la industria les dice, también. Lo que les transmiten es una información parcial, que no es que sea mentira, pero que sólo vale para acabar torciendo la percepción de la realidad hacia su terreno.
    Si tanto se quiere velar por la ciencia, por el desarrollo de los fármacos, por la sociedad y por la sostenibilidad de los sistemas sanitarios públicos, a ver si se hace alguna vez algún estudio para demostrar que un fármaco más barato que otro, es superior a éste.
    En cuanto a los bifosfonatos, ¿crees tú que a la industria le importa algo que un bifosfonato esté mal indicado? Lleva comprando ginecólogos, traumatólogos (estos los dan poco menos que como caramelos) y médicos de familia años y años, para que ahora vengas aquí haciéndote el sueco con lo del respeto y no se qué.
    El respeto, que tanto hablas de él, no es más que un arma para garantizar que cada uno pueda expresar libremente sus ideas. No estar de acuerdo con la postura de alguien o incluso estar en contra no es dejar de respetarse. No todas las ideas ni todas las actuaciones son legítimas, desde un punto de vista moral. Lo único que es legítimo es el derecho a expresarlas y a actuar cada uno de manera libre. Eso es lo que garantiza el respeto.
    Lo que a vosotros, estimado, os molesta, es que nunca nadie ha puesto en solfa la realidad que habéis creado a lo largo de muchos años de permisividad, que siempre habéis campado a vuestras anchas por los Centros de Salud, por los quirófanos, por los Servicios de Urgencias y que ahora se está acabando el chollo. Os las estáis viendo con las nuevas generaciones de médicos y sobre todo con los médicos de familia y con algunos (pocos) especialistas, a los que no sólo nos preocupa la medicina. Lo que nos mueve es el paciente en primer lugar y luego el sistema sanitario público. Aunque somos una panda de zopencos a nivel grupal, no toleramos los abusos en ámbitos más reducidos.
    Ojalá, como terminas tu anónimo, que un día venga a darme una sesión un especialista de prestigio y diga lo que a mí no me gusta. Pero ojalá que venga de motu propio o dentro de un programa de coordinación entre el hospital y Atención Primaria y no para ser vuestra correa de transmisión, previo pago.
    Esto, claro, es difícil. Nadie quiere acercarse a vosotros si no saca un beneficio. Vosotros no queréis acercaros a los médicos si no lo sacáis. Sois sólo eso. Una industria.

    ResponderEliminar
  27. Roberto animo y adelante.Tienes un ejemplo claro de lo que dices en este enlace que te dejo.Por supuesto que entre la industria y el ministerio existen lazos no muy transparentes.

    http://blogs.lavozdigital.es/endometriosis/2010/2/22/publicidad-enganosa-bayer-siguen-su-linea-muy-fuerte

    ResponderEliminar
  28. Hola Roberto.
    Tambien soy de la IF. Creo que siempre hemos sido considerados los malos de la pelicula, pero las cosas cambian y evoluciona, piensa que tenemos que ir hacia un encuentro ya que en la colaboración esta el exito para los pacientes.
    Ya los viajes que hablas a Bali, no existen y sino dime donde que me cambio de empresa.
    Hay que tener una vision más global de las cosas, la industria por supuesto que tiene que ganar dinero, no solo para reinvertirlo en I+D sino tambien para los acionistas, la diferencia es como se gane el dinero. Te pregunto ¿tu trabajas gratis?, no conozco ningun medico que lo haga, mi empresa dedica más del 15% del beneficio lo destina como donaciones Africa, India, a Haiti (más de 3 millones de Euros) etc, si quieres te lo cuento todo. Mi pregunta ¿cuanto destinas tu o Yo de mi nomina?.
    Bueno con datos, te has mirado como tu Gerencia-El comite mixto, evaluaron el omeprazol hace algunos años?, pues sin evidencia no debes de argumentar nada, si los medicos de entonces no lo hubiesen utilizado donde estariamos. Los otros IBP tienen sus pacientes porque el omeprazol tiene algunas interacciones,,, bueno?.
    Bueno vamos a ser mas radicales, Cerramos todos los Laboratorios (de los que te dan herpes), ¿como pasarias consulta?, ah... ¿te harias curandero?.
    Todo tiene su lado positivo, como adulto que eres debes de saber filtrar y selecionar la información que te interese, no hay que hacer daño por hacer. La industria tiene un papel más importante de lo que te puedas imaginar. La IF ha cambiado mucho y seguira haciendolo porque a ella le interesa ser etica y mejorar su conducta.
    Cuanto más cursos se realicen en conjunto más mejoraremos, hay que dar formación a los medicos, todo depende de que y como, y te digo más en los que yo organizo pido ser lo más transparente posible, por mi propio interes, yo no quiero que un medico utilice mal mis farmacos, porque si no le daran problemas, no funcionaran, etc. Por eso hay que ser transparente, piensa que la mayoria de los medicos de España no saben lo que es una red social, ni buscan información por internet, ni saben documentarse, para eso esta la Industria y la Gerencia. Que llevas razon de que son informaciones contra puestas pero algun dia se tendran que encontar.
    Mira las Evaluaciones de los IECAS, de todo, solo un 3 % se ha evaluado positivamente en los ultimos 20 años, crees que eso refleja la realidad. Por cierto la Medicina como ciencia que es evoluciona de dos formas:
    1.- Pasito a paso. Bentajas de un IBP frente a otro, una Estantina vs simva (no se puede dar con sintron...etc y otras si)..
    2.- Con grandes saltos. Penilicilina, Anticuerpos monoclonales, etc...
    De corazon te digo, que no todos los que estamos en la industria somos malos y que tambien nos interesan que los pacientes se curen, porque todos al final seremos pacientes. y te digo no quiero ni a un medico influenciado por la IF, ni por la Gerencia, ni que no tenga capacidad de criterio.

    ResponderEliminar
  29. yo también soy MF, algo mayor y probablemente algo más cobarde que tú.
    Tienes toda la razón del mundo, desde un punto de vista científico, ético, y sobretodo MORAL. Lo que expones en tu artículo son hechos, con alguna opinión personal, que es lo único opinable. El hecho de defender tus ideas en contra de la corriente general te hace aún más valioso.
    Tus opiniones y tu moral son lo único que se atreven a discutir los anónimos (como que los visitadores no deberían tener acceso directo al prescriptor, opinión que yo sustento)porque los hechos no son discutibles. Y luego hablan de respeto...yo ni me molestaría en contestar. Me encanta cómo escribes, me recuerdas a Elvira Lindo en algún momento, y me haces sonreír mucho, aunque sea un tema tan serio. :) Sigue así, un abrazo.
    Una anónima
    munozseco@gmail.com

    ResponderEliminar
  30. Los medicamentos son necesarios, pero no suficientes.
    Un mundo sin medicamentos es tan absurdo como un mundo con exceso de medicamentos; en lo segunto estamos.
    La osteoporosis es un ejemplo clásico de "enfermedad inventada" (de disease mongering). La medición de la osteoporosis con la densitometría carece de validez científica.
    Los tratamientos para la osteoporosis son como poco inútiles.
    Así pues, empleamos un método diagnóstico inútil para un factor de riesgo inexistente y le aplicamos tratamientos ineficaces y peligrosos.
    Parece el resumen de una película de serie B pero es una terrible realidad en la que los pacientes ponen su salud y su dinero para transformarse en víctimas.
    En fin.
    Para saber más recomiendo ir al Boletín Terapeútico de Navarra y buscar el artículo de Félix Miguel sobre osteoporosis.
    En todo caso, gracias a Roberto por iniciar el debate y a los participantes por serlo.
    Juan Gérvas
    jgervasc@meditex.es
    www.equipocesca.org

    ResponderEliminar
  31. Fuerza Roberto que vamos bien!
    Desde el sur del mundo, Uruguay.
    Llegué aquí a través de un comentario de nuestro estimado Gervas en la lista MEDfam
    Miguel Pizzanelli

    http://estancambiandolostiempos.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  32. Me alegro de tu actitud crítica y comparto casi todo lo que dices. Pero no te fíes tanto de los boletines farmacéuticos. Hace unos años cuando salio el primer omeprazol la farmacéutica del distrito nos prohibió recetarlo porque producían cáncer y no por las 5.000 pts. de la época que costaba, aún no había genericos. Hoy no vas al médico sin que te receten un omeprazol. También con ellos hay que ser críticos. Un saludo

    ResponderEliminar
  33. Una web interesante sanitariamente hablando en la que podemos leer de qué va el último libro de Miguel Jara, "Laboratorio de Médicos". Son testimonios de profesionales de la IF que cuentan con pelos y señales las relaciones con algunos médicos.

    En la misma web, escrita por sanitarios aragoneses, se pueden leer diversos artículos que ponen en entredicho el cumplimientos del cuestionado código ético de Farmaindustria.

    http://heraldodeoregon.wordpress.com/2011/04/14/laboratorio-de-medicos/

    ResponderEliminar
  34. si tan buenos y efectivos son esos medicamentos, ¿por qué la necesidad de esos regalos a los médicos para que los receten?¿no lo harían simplemente por sus bondades?

    ResponderEliminar
  35. es un soplo de aire fresco como ver que existen personas íntegras y honestas que velan por un mundo mejor, haciendo lo correcto y anunciando como hay malas personas que intentan aprovecharse de los demás y un sistema que lo permite, manterense en esta posición es sumamente duro y aun más admirable, simplemente bravo, espero que cada vez se extienda más la actitud crítica con el mundo que nos rodea

    ResponderEliminar
  36. Enhorabuena, gracias y felicidades !! Muy buen texto. Este texto y leer los comentarios ha sido la gota que colma el vaso respecto a una idea que venía reflexionando, la de que no se puede dejar hacer o no tener en cuenta o no criticar o no subestimar porque "está haciendo su trabajo". Así nos va, todos los corruptos "están haciendo su trabajo". ¿Cuantas malas acciones o no morales se realizan porque "están haciendo su trabajo" ? Asesinos en serie, de traje o de bata pueden "estar haciendo su trabajo". Basta ya, la dignidad y moral humana primero.
    Muy buen texto, por la verdad.

    ResponderEliminar